Marca y nombre comercial- sepa las diferencias

Muchos emprendedores confunden el concepto de nombre comercial (commercial name) con una marca comercial (trademark). La diferencia es fundamental y el desconocimiento trae consigo un problema que lejos de irse, se ira complicando con el tiempo.   Cada estado por lo general tiene un registro para inscribir el nombre comercial de una empresa.

En Puerto Rico, el  registro está en el Departamento del Trabajo conforme a la ley 75-1992 (Ley de Nombres Comerciales del Estado Libre Asociado de Puerto Rico).  Una vez inscrito el nombre, se le da a su dueño derecho exclusivo al uso del mismo en el comercio de Puerto Rico. No obstante, el usuario anterior de un nombre comercial podrá reclamar la cancelación  de un nombre ya registrado que pueda causar confusión con el suyo siempre que ejercite la reclamación dentro del termino que provee la ley.

El nombre comercial sirve para identificar a una persona en el ejercicio de su actividad empresarial y que  distinguen su actividad de otras actividades idénticas o similares. Véase,  Art. 2, Ley 75-1992.

Mientras que el nombre comercial es cualquier nombre usado por una persona para identificar un negocio o vocación de tal persona, la marca se enfoca en los productos y servicios. Es una ley distinta. Véase, 169-2009. Es más abarcadora en cuanto a su propósito y lo que protege. Por ejemplo una una empresa  puede usar una marca para distinguir su empresa o sus bienes y/o servicios en el mercado de aquellos manufacturados o vendidos por otra empresa.  La marca puede incluir nombres,  símbolos, imagen o estilo comercial, logos, formas, objetos o combinación de estos.

Están sujetos a demandas y al pago de daños aquellas personas que sin el consentimiento del titular de la marca, la reproducen, falsifican, copian o imitan,  de manera que pueda causar probabilidad de confusión o engaño en cuanto al origen de los bienes o servicios o en cuanto a endoso o asociación.

La marca no tiene que estar registrada para ser protegida de otros pero es esencial que la misma se use en el comercio. En todo caso, estar registrada- particularmente a nivel federal- confiere una serie de beneficios y privilegios.   En cualquier caso, para que la marca sea  fuerte y tenga valor, debe ser original, estar bien definida; evitando nombres genéricos y descriptivos que como regla general no son susceptibles a protección del registro.

Lo anterior significa que registrar el nombre comercial es tan solo el primer paso para comenzar a diferenciar su empresa , productos y servicios del resto.